Home
ES EN
 
Proyectos
Viaje a China
La Playa en el alma
Alas en el pensamiento
Cabo de Gata, má allá de la realidad
El amor y los arboles
Atacama, paisajes apenas habitados
Retratos,la imagen emotiva
Egipto, la mirada en el tiempo
Sevilla, ciudad interior
Palencia, regreso a Ítaca
Metamorfosis del Zapillo almeriense
Sicilia, la isla de las ventanas ciegas
 
 
Presentacion
Biografía
Publicaciones
Contacto
 
 
   
Egipto, la mirada en el tiempo - Margarita González   Egipto, la mirada en el tiempo - Margarita González   Egipto, la mirada en el tiempo - Margarita González
Egipto, la mirada en el tiempo - Margarita González   Egipto, la mirada en el tiempo - Margarita González   Egipto, la mirada en el tiempo - Margarita González
Egipto, la mirada en el tiempo - Margarita González Egipto, la mirada en el tiempo - Margarita González Egipto, la mirada en el tiempo - Margarita González
Egipto, la mirada en el tiempo - Margarita González Egipto, la mirada en el tiempo - Margarita González Egipto, la mirada en el tiempo - Margarita González
Egipto, la mirada en el tiempo - Margarita González Egipto, la mirada en el tiempo - Margarita González Egipto, la mirada en el tiempo - Margarita González
 

Egipto, la mirada en el tiempo, de 2003 a 2005

En este trabajo se presenta una realidad de apariencia fragmentada, propia de la autonomía de cada momento fotográfico y de cada una de las notas de un cuaderno de viaje. Desde el principio fue pensado para reunir y ordenar esos fragmentos en la estructura lineal y espacio-temporal de las páginas un libro.

Entre los años 2003 y 2004 recorrí los espacios vacíos y resplandecientes de este país, que contiene en sí mismo la historia del tiempo. Realicé viajes partiendo del desierto, que siguieron por el Nilo hasta el Mediterráneo y el Mar Rojo y terminaron en las ciudades de Alejandría y El Cairo. En 2005 se publicó el libro que, como su título indica, está concebido como una aproximación personal a la sensación del tiempo.

Egipto parece discurrir por la Historia en un tiempo propio y sin medidas, parece sencillamente proyectado en una invisible línea de fuga que parte del caótico océano cósmico inicial y se dirige a un lugar del infinito. A los egipcios les gusta decir que así como las personas tememos al tiempo, el tiempo teme a las pirámides.