Home
ES EN
 
Proyectos
Viaje a China
La Playa en el alma
Alas en el pensamiento
Cabo de Gata, má allá de la realidad
El amor y los arboles
Atacama, paisajes apenas habitados
Retratos,la imagen emotiva
Egipto, la mirada en el tiempo
Sevilla, ciudad interior
Palencia, regreso a Ítaca
Metamorfosis del Zapillo almeriense
Sicilia, la isla de las ventanas ciegas
 
 
Presentacion
Biografía
Publicaciones
Contacto
 
 
   
Metamorfosis del Zapillo almeriense - Margarita González   Metamorfosis del Zapillo almeriense - Margarita González   Metamorfosis del Zapillo almeriense - Margarita González
Metamorfosis del Zapillo almeriense - Margarita González   Metamorfosis del Zapillo almeriense - Margarita González   Metamorfosis del Zapillo almeriense - Margarita González
Metamorfosis del Zapillo almeriense - Margarita González Metamorfosis del Zapillo almeriense - Margarita González Metamorfosis del Zapillo almeriense - Margarita González
Metamorfosis del Zapillo almeriense - Margarita González Metamorfosis del Zapillo almeriense - Margarita González Metamorfosis del Zapillo almeriense - Margarita González
 

Metamorfosis del Zapillo almeriense, de 2010 a 2015

El Zapillo almeriense fue antaño un barrio de pescadores, ramblas y antiguas vegas, donde se cuenta que un día llovieron "sapillos".

Esta obra fotográfica y narrativa tiene su inspiración en “La Metamorfosis” de Franz Kafka. Como señaló su gran amigo Max Brod en el libro que le dedicó, una de las influencias que nos legó, fue la de describir una fantasía de manera sencilla, realista y detallada. Sin embargo, Kafka nunca aceptó que se ilustrara al protagonista de su cuento.

En este trabajo, tampoco se muestra una imagen evidente del Zapillo, pero sí se detallan los elementos que lo conforman. Se recrea este barrio almeriense como un animal tendido sobre la costa. La estructura de hierro del Alquife sería su cabeza, coronada por los barcos y aparejos del puerto. Las Almadrabillas, una garganta, un espacio de transición destinado a los juegos, a la pesca y a los gatos. El conjunto arquitectónico de las torres de apartamentos, una cresta que evoluciona entre casetas y locales hasta las terrazas de los cafés. El lomo de este animal inventado lleva impresas las ondas blancas y rojas del pavimento del paseo. Como una columna vertebral, actúa el bordillo divisorio entre el paseo y la playa. Se prolonga el cuerpo del ficticio ser por la Vega de Acá y la Nueva Almería, hasta el delta del río Andarax con sus bunkers de la Guerra Civil.

El Zapillo se transforma en su lento devenir, arrastrando elementos, que un día aparecen y otro desaparecen constatando su efímera existencia, y dejando una estela en las fotografías y en las notas de un diario.