El amor y los árboles - Margarita González
 

Vino la tarde a quedarse

entre tus pálidas hojas
aun sabiendo que el viento
ya te había despojado
del mullido de las ramas

así resbalan las horas
en los últimos destellos
del resplandor de tu cuerpo
y son las hojas minutos
que se pierden en la noche

quiso la luz detenerse
para no morir tan pronto
pero los árboles blancos
perdieron entre las sombras
su corteza luminosa

 
 
atras   adelante
 
 
3/13