Viaje a China - Margarita González
 
 
atras   adelante
 
 
7/12
 
   
Dicen que Beijing tiene un corazón llamado Tian An men o La Puerta del Cielo. El domingo por la tarde, la plaza está llena de paseantes y turistas chinos. Son en su mayoría familias que vienen para hacerse fotos con su hijo ante el retrato de Mao, que cuelga en la puerta de La Ciudad Prohibida. En el interior, los nubarrones arrancan la pintura color rojo imperial, de unos palacios abandonados y con las puertas abiertas de par en par. En algún misterioso rincón, fuera del alcance de los agudos sonidos de las voces y la megafonía, los objetos viven el sigilo eterno en la penumbra, privados de su antiguo esplendor.