Egipto, la mirada en el tiempo - Margarita González
 
 
atras   adelante
 
 
6/15

Cuando Mohamed me habla de las mujeres, se le iluminan los ojos en la penumbra nocturna de la estación de trenes. Al mostrarme un retrato de su esposa, que tiene el nombre que define el olor a flores del día recién estrenado, se le llenan las manos de ternura. Enmarcado por el velo, aparece en la fotografía su bello rostro de ojos y boca grande. Le gustaría que ella saliera de casa para trabajar y sentirse así más familiarizada con el mundo exterior. Querría que le acompañara en los paseos y en las bodas familiares, pero se conforma con el paraíso que le regala cada día en su apartamento de El Cairo, mientras esperan la llegada de los hijos.