Egipto, la mirada en el tiempo - Margarita González
 
 
atras   adelante
 
 
9/15

Atravesando la noche en el desierto se difumina la visión figurada de la realidad. La bóveda celeste me subyuga con sus puntos luminosos y me encuentro con las fuerzas procedentes de la cosmología egipcia. El amanecer siempre es igual en el desierto donde no hay cosechas que marquen los ciclos. En esta continuidad indescifrable habita la conciencia dormida de la humanidad, y la memoria individual desaparece fundiéndose en el inconsciente colectivo. Desde esta nada inmensa, cómo no creer en el nacimiento de los dioses y en el océano cósmico, cómo no sentirse impulsado con ellos, primero a la inmortalidad, luego a la posteridad y por último a la eternidad.