Egipto, la mirada en el tiempo - Margarita González
 
 
atras   adelante
 
 
10/15

El camino hacia los oasis del Desierto Líbico se hace interminable, hay que viajar por carretera en convoy policial haciendo constantes paradas en los puntos de control militar, para explicar quiénes somos, de dónde venimos y hacia dónde vamos. Egipto parece quedarse atrás en las orillas del Nilo y el mundo de la trascendencia queda reducido a los cinco rezos diarios de Mohamed y sus dos cuñados. El mundo islámico va tiñendo el desierto y el Egipto de los faraones parece retroceder en la historia por las esquinas de mi mente. Los parientes hablan sin cesar reproduciendo el ambiente masculino de los corros de los cafés, de las plazas y de las comidas familiares.