Egipto, la mirada en el tiempo - Margarita González
 
 
atras   adelante
 
 
12/15

En la continencia enorme del desierto se ha disuelto la noche y lentamente se aclara el paisaje mientras se ilumina. Sin tránsito aparente, como si de un milagro se tratara, han aparecido pequeñas luces blancas, algunas palmeras y dispersas edificaciones nubias. Entonces, de forma incomprensible surge el agua de la tierra reflejando un cielo plateado. El desierto se transforma junto al lago Nasser. Pequeños signos de la vida cotidiana parecen concretar el presente en una época. Aparecen los vigilantes de la carretera envueltos en la sombra de sus garitas, de los que solo se ven las armas y los dientes blancos.