Palencia, regreso a Ítaca
 
 
atras   adelante
 
 
4/15

De haber algo que podamos añadir, a la corriente de los que vamos y venimos, es contar lo que vivimos.

Nadie vive igual que otro, pues el modo en que se interpreta la vida, responde a los sentimientos que nos despierta a cada uno. Siguiendo un impulso emocional regresamos trasformados al punto de partida. Más que una vuelta nostálgica al pasado y a los lugares de origen, es una oportunidad para observar serenamente lo que antes tuvimos delante y no pudimos reconocer.