Sicilia, la isla de las ventanas ciegas - Margarita González
 
 
atras   adelante
 
 
3/13

Un leve golpeteo de persianas sobre barandillas describe el rumor de Sicilia. Lonas de rayas cuelgan sobre los balcones, para impedir que entre el sol y a la vez, quede hueco para el viento. A la cortina vertical se le cruza otra horizontal que cubra la parte inferior, para ocultarse mejor y para evitar ser testigo de incidentes. Las rejas de los antiguos palacios aún conservan la forma abombada que se les daba, para que las cortesanas españolas lucieran sus ampulosas faldas, cuando se asomaban a la calle.