Metamorfosis del Zapillo almeriense - Margarita González
 
 
atras   adelante
 
 
9/12

Sobre un cegador paisaje, en el que vibran unidas la luz y la sombra, irrumpe el Zapillo entre coronas de espuma. Las fuertes corrientes nos dejan una alfombra de frescos aromas, que se elevan en el aire para estrellarse en las rocas. Algunos valientes se han puesto un traje de neopreno y cabalgan las olas. La visión del mar se vuelve dramática, cuando una cresta gigante se acerca a estos héroes. Entonces desaparecen devorados por el torbellino, emergen cubiertos de gloria, besan el cielo y descienden de nuevo al abismo. Una de las jóvenes audaces lava en una fuente del paseo su traje de goma, el cuerpo desnudo resplandece, cuando unas bragas negras de puntillas blancas realzan la pálida belleza de su piel de invierno.